Informacion

Eres lo que comes!!!

Andi Puntuacion 

Evaluación: fibra, calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, zinc, cobre, manganeso, selenio, vitamina A, beta caroteno, alfa caroteno, licopeno, luteína y zeaxantina, vitamina E, vitamina C, tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, vitamina B6, ácido fólico, vitamina B12, colina, vitamina K, fitoesteroles, glucosinolatos, inhibidores de la angiogénesis, organosulfuros, inhibidores de la aromatasa, almidón resistente, resveratrol más puntuación ORAC. ORAC (Capacidad de Absorción de Radicales de Oxígeno) es una medida de la capacidad antioxidante o de eliminación de radicales de un alimento

Kale 1000
Col Rizada 1000
Hojas de mostaza 1000
Berro  1000
Acelgas 895
Bok Choy 865
Espinacas 707
Rucula  604
Lechuga 510
Cavolo de brussels 490
Zanahorias  458
Repollo 434
Broccoli 340
Colifrol 315
Pimientos 265
Esparagos 205
Setas  238
Tomate 186
Fresas  182
Patata dulce  181
Zucchini 164
Alcachofas 145
Arándano  132
Iceberg 127
Uva  119
Granada  119
Melon  118
Cebolla 109
Semillas de lino 103
Naranjas  98
Frijol de soja 98
Pepino 87
Tofu 82
Semilla de sesamo 74
Lentejas 72
Melocotón 65
Semi de girasol  64
Frijoles 64
Guisantes 63
Cerezas 55
Piña 54
Manzana 53
Mango 53
Crema de cacahuetes  51
Maíz 45
Pistachos 37
Harina de avena 36
Gambas 36
Salmon 34
Huevos  31
Leche  1% 31
Cacahuetes  30
Banana 30
Pan integral 30
Almendra 28
Avocado 28
Arroz integral 28
Patatas  28
Yogurt natural 28
Cashews 27
Pechuga de pollo 24
Feta  20
Zumo de manzana 11
Olio de oliva 10

Calabacín

20100610114656-calabacin-3-web 

Bajo en sodio, grasas y calorías, see recomienda para adelgazar o,destaca por sus propiedades emolientes (suavizantes) sobre el aparato digestivo.

Los alimentos sin almidón como el calabacín pueden llenarlo y ayudar al tratamiento de la diabetes, y la fibra dietética, con la que está repleto el calabacín, puede retrasar la absorción de glucosa y ayudar a los pacientes con diabetes tipo 2.

Ayuda a reducir el colesterol El calabacín es uno de los pocos alimentos que no contienen colesterol y, por lo tanto, puedes incluirlo en tu dieta para reducir el colesterol. Se ha encontrado que la fibra soluble interfiere con la absorción de colesterol. Esto ayuda a reducir el colesterol malo o LDL en la sangre.

 

Contenido vitamínico: presencia discreta de folatos y de vitamina C. También contiene vitaminas del grupo B como B1,B2 y B6, pero en menores cantidades.

Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis del material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.

La vitamina C tiene acción antioxidante, interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos, además de favorecer la absorción del hierro de los alimentos y aumentar la resistencia frente a las infecciones.

 

Minerales: el calabacín es una buena fuente de potasio, además de presentar pequeñas cantidades de magnesio, fósforo y hierro.

 

El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. Además, actúa en el equilibrio acuoso dentro y fuera de la célula. El magnesio juega un papel importante en la formación de huesos y dientes, se relaciona con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

Rico en luteína y zeaxantina, dos antioxidantes que se encontraron para prevenir la degeneración macular relacionada con la edad.El calabacín también es una maravillosa fuente de betacaroteno que puede mejorar la salud de los ojos y ofrecer protección contra las infecciones.

Enfermedades con uso recomendable:

  • Aparato Digestivo: Acidez gástrica (pirosis). Colitis. Colon irritable. Estreñimiento. Gastritis. Hernia de hiato. Infecciones intestinales. Parásitos intestinales. Úlcera gastroduodenal.
  • Trastornos cardiovasculares: Arteriosclerosis. Arritmias. Hipertensión. Insuficiencia cardíaca.
  • Cistitis.
  • Obesidad.
  • Retención de líquido.

Datos a tener en cuenta:

  • Para los trastornos cardíacos y la hipertensión combina muy bien con la uva, la nuez, la cebolla, los cereales integrales, la cebada, el centeno, la patata, el melocotón, la fresa, la calabaza,el mango, las legumbres, la soja, el salvado de trigo, el aceite de oliva, la fibra, la chirimoya, el guisante, el brécol y el pomelo.
  • Si hay algún problema del estomago o el intestino combina con patata, avena, zanahoria, tapioca, chucrut, chirimoya, pera, uva, higos, col, aceite de oliva, fibra, algas, germinados, cereales integrales, calabaza, puerro, lechuga, papaya y ajos.
  • En casos de obesidad combina muy bien con la piña, la alcachofa, el apio, la berenjena, la borraja, la coliflor, el espárrago, la judía verde, la manzana, el melocotón, el albaricoque, la pera, la sandía, el limón, la fibra, la zanahoria y la calabaza.

Curcuma 

Curcuma-y-sus-beneficios-para-la-salud

Actúa como un tónico estomacal que estimula las secreciones de jugo gástrico y pancreático, facilitando la digestión.

Al ser carminativa ayuda a expulsar los gases del intestino. También sirve para aliviar cólicos, gracias a componentes como el eugenol. 

La cúrcuma tiene muy buenos efectos como protectora del hígado y tónico para la vesícula biliar. Ayuda a eliminar las piedras biliares, tiene efecto antiinflamatorio, permite el drenaje del hígado y el vaciado de la vesícula.

Permite tratar algunos tipos de cáncer:

El rizoma de esta planta contiene 10 componentes anticancerígenos (al menos), entre los que destaca la curcumina y los betacarotenos. Todos ellos tienen efectos protectores frente al cáncer de piel, el de mama, el de colon y el de duodeno.

Sirve para que el cuerpo resista mejor los efectos de los medicamentos y tratamientos contra el cáncer, como es la quimioterapia.

Es un buen remedio para aliviar la artritis:

Pueden aprovecharse de las propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma los pacientes que sufren de artritis reumatoide, así como aquellos que padecen el síndrome del túnel carpiano (muy frecuente en la actualidad por el uso excesivo del ordenador y los móviles).

Es un antidepresivo natural:

Esta es una de las aplicaciones más conocidas de la cúrcuma en la medicina tradicional china desde hace generaciones. Esta planta/especia sirve para tratar la depresión y los trastornos relacionados con la tristeza o la infelicidad.

Los estudios actuales revelan que consumir extracto de cúrcuma o cúrcuma en polvo sirve para estimular el sistema nervioso, pero además, tiene efectos en el sistema inmunitario y en el estado de ánimo.

Por ello que reduce los niveles de estrés y provoca un aumento en la producción de serotonina. Puede ser usado en pacientes con depresión (emocional o estacional) y otros trastornos similares.

Los estudios actuales revelan que consumir extracto de cúrcuma o cúrcuma en polvo sirve para estimular el sistema nervioso, pero además, tiene efectos en el sistema inmunitario y en el estado de ánimo.

Por ello que reduce los niveles de estrés y provoca un aumento en la producción de serotonina. Puede ser usado en pacientes con depresión (emocional o estacional) y otros trastornos similares.

Los estudios actuales revelan que consumir extracto de cúrcuma o cúrcuma en polvo sirve para estimular el sistema nervioso, pero además, tiene efectos en el sistema inmunitario y en el estado de ánimo.

Por ello que reduce los niveles de estrés y provoca un aumento en la producción de serotonina. Puede ser usado en pacientes con depresión (emocional o estacional) y otros trastornos similares.

Es antimicrobiana:

Las investigaciones afirman que esta especia ofrece sus principios activos que ayudan a eliminar los microbios, evitando que las heridas se infecten, por ejemplo. 

Regula los ciclos menstruales:

La cúrcuma tiene la capacidad de regular la menstruación y aliviar los síntomas previos al período, como son los dolores en el vientre bajo o de cabeza. Pero atención, porque comer en exceso impide la ovulación, tal y como hacen los anticonceptivos orales.

Precauciones en el uso de la cúrcuma

El consumo de cúrcuma está contraindicado, o bien se aconseja reducir, en los casos de mujeres embarazadas o en etapas de lactancia, porque puede poner en riesgo la salud del bebé.

Tampoco está permitido en pacientes con problemas en la vesícula biliar, en las personas con la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) porque le puede causar mayor malestar y en los que acaban de ser operados, ya que retarda la coagulación de la sangre, además de causar sangrados adicionales.

Brocoli

 Unknown.jpeg

 Previene el cáncer. Ante todo, el cáncer de mama, de útero, de próstata y de órganos internos como hígado, colon, riñones e intestinos. Tiene importantes propiedades anticancerígenas, que se potencian con su contenido de vitamina A, C y E, aminoácidos, zinc y potasio.

Protege al corazón. Ayuda a eliminar el colesterol malo del organismo y su contenido de fibras, con lo que previene de enfermedades cardiovasculares y protege la salud del corazón. La presencia del cromo, un mineral encargado de regular la glucosa en la sangre, ayuda también a prevenir la hipertensión arterial.

Desintoxica el organismo. Sus propiedades antioxidantes ayudan a eliminar las toxinas, los radicales libres y el ácido úrico, purificando la sangre y la piel. Los vegetales como el brócoli, el rábano, la coliflor y la col contienen selenio y mejoran el metabolismo de los estrógenos que sucede en el hígado, según explica el doctor Carlos Jarne, postgrado Universitario en Micronutrición en la Universidad de Borgoña (Francia) y en Medicina Antienvejecimiento (Universidad de Barcelona.

 Protege los huesos. Comer brócoli es excelente para mantener los huesos sanos y fuertes, dado su contenido de calcio, fósforo, magnesio y zinc.

Cuida de los ojos. Sus nutrientes, como la zeaxantina y el beta-caroteno, y la vitamina A convierten al brócoli en un protector de la salud ocular. Previene la degeneración muscular, las cataratas y los daños de las radiaciones UV. La luteína que contiene protege al ojo de las enfermedades degenerativas como las cataratas y otras dolencias de la visión relacionadas con la edad.

Mejora la piel. Ayuda a tener la piel mucho más atractiva, joven, suave y brillante, ya que es antioxidante, y además posee vitamina E, B, A, K y ácidos grasos Omega-3. La vitamina C produce colágeno y mantiene la piel sana y flexible, mientras que la vitamina E protege las membranas celulares de la piel y defiende contra el daño por radiación de rayos UVA.

Previene la anemia. El brócoli posee hierro y proteínas, sustancias que son fundamentales para combatir la anemia.

Previene el estreñimiento. Gracias a su contenido de fibra, el brócoli se aconseje para combatir el estreñimiento, ya que gracias a esta propiedad ayuda a prevenir afecciones al estómago, como acidez, inflamación y mejora la digestión. Los compuestos azufrados que contienen, como el sulforafano, son eficaces frente a la helicobacter pylori, causante de úlcera gástrica y de algunos tipos de cáncer gástrico. Además, es rico en calcio, sobre todo en la parte del tronco. Para que guarde todas sus propiedades, es bueno tomarlo “a la inglesa”, muy poco hervido o crudo.

Fortalece el sistema inmunológico. Por la presencia de vitamina C, el beta-caroteno, más otras vitaminas y minerales.

Alimentación ideal durante el embarazo. Al ser rico en ácido fólico, proteínas, calcio, antioxidantes, fibra y fósforo, toda futura madre debe consumirlo. El brócoli es un alimento muy nutritivo y necesario en la alimentación durante el embarazo.

Huevo

La clara de huevo favorece el correcto desarrollo de los músculos y ayuda a mineralizar los huesos, por lo que es perfecta para los niños, así como para deportistas

 images.jpeg

La clara de huevo contiene gran cantidad de agua y proteínas, las cuales son aminoácidos muy importantes para el organismo, además contiene vitaminas y minerales, entre los cuales podemos encontrar la niacina, riboflavina, magnesio y potasio, entre otros. También posee enzimas que forman una especie de escudo para proteger el organismo contra algunos microorganismos.

En muchas oportunidades se le ha culpado al huevo de aumentar el colesterol, lo cual no es cierto, según lo han demostrado las investigaciones realizadas. Lo que realmente puede aumentar el colesterol puede ser el alto consumo de alimentos ricos en grasas, que por lo general se utilizan para acompañar el huevo, estos alimentos suelen ser patatas fritas, salchichas, carnes rojas, entre otros.

Propiedades de la clara de huevo

  • Las claras de huevo no contienen grasas ni colesterol.
  • Son ricas en vitamina B, la cual es indispensable para el organismo.
  • Contienen muy buenas cantidades de riboflavina, selenio, niacina, betaína,  colina y ácido fólico.
  • Las claras de huevo contienen, una buena cantidad de minerales como el hierro, el cobre, el zinc, el fósforo, el calcio y el magnesio, entre otros.
  • Cuando se está pasando por un tratamiento de quimioterapia, las claras de huevo pueden ser un buen alimento debido a las grandes cantidades de proteínas que estas contienen.

Beneficios que aporta el consumo de la clara de huevo

  • El consumo de la clara de huevo es ideal en la etapa de crecimiento, ya que ayuda al correcto desarrollo de los músculos y además a la mineralización de los huesos.
  • La clara de huevo no aumenta el colesterol.
  • Por sus grandes cantidades de proteínas y vitaminas, sobre todo las del grupo B, y la E, es el alimento especialmente recomendado para el desayuno y sobre todo después de practicar ejercicio.

Valores nutricionales de la clara de huevo

Para comprender mucho mejor los beneficios que aportamos a nuestro organismo con el consumo de las claras de huevo, vamos a destacar los valores nutritivos de este alimento.

100 gramos de clara de huevo pueden aportar los siguientes valores nutricionales:

  • Proteínas 3,5 g.
  • Hidratos de carbono o,3 g.
  • Calorías 49.
  • Vitaminas : A (105),  B1 (0,5), B2 (0,18), B6 (0,06), D (1,8) y E (0,4).

La importancia de la yema radica en varias causas:

La yema de huevo es una poderosa fuente de vitaminas y minerales: Contiene vitaminas A, E, D, Ácido Fólico, B12, B6, B2, B1. La yema de huevo es uno de los pocos alimentos que contiene vitamina D de forma natural. Además la yema contiene una excelente fuente de hierro, fósforo, potasio y magnesio.

Posee una sustancia llamada colina (la clara presenta sólo trazas), esta sustancia influye en el desarrollo de la memoria durante la etapa embrionaria. Además, componente dietario muy importante para el funcionamiento de todas las células.

Aunque la yema posee grasas, el contenido total de éstas es de 4 a 4,5 g de grasas por unidad, de las cuales 1,5 g son grasas saturadas y el resto insaturadas (predominando las grasas mono insaturadas, que son beneficiosas para el organismo).  Aunque la yema de huevo tiene colesterol, no afecta en gran medida al colesterol sanguíneo en personas sanas, ya que no es el principal responsable del aumento.

Otro aspecto importante a destacar de la yema, es que el huevo contiene lecitina, una sustancia capaz de conectarse al colesterol para impedir que éste sea totalmente absorbido por nuestro organismo. La lecitina se encuentra de  forma natural en nuestro cuerpo, en la médula ósea, en el cerebro, en el hígado y en el corazón  y es esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso.  Además esta sustancia ayuda a mantener la concentración, es un agente anti-colesterolémico, siendo, por lo tanto, conocida como una importante protectora del corazón.

Remolacha 

 

Unknown-1.jpeg

La remolacha roja por los nutrientes naturales que posee como vitamina C, ácido fólico y el hierro es ideal para las mujeres embarazadas.

Al poseer azúcar natural es una fuente de potasio y fibra que ayudan a las personas entre ellos los diabéticos.

Al poseer ácido fólico ayuda al desarrollo del feto y la producción de células y las vitaminas C ayuda a absorber el exceso de hierro en el organismo y así poder tener niños fuertes y sanos. Ayuda a la purificación de sangre y a mantener una buena presión arterial.

Una de las propiedades que contiene la remolacha es el ácido fólico que es beneficioso para el cuidado de la piel ya que repara y rejuvenece las células. Se puede utilizar para hidratar la piel luego de una exfoliación frotando aceite de coco mezclado con remolacha para humectar la piel y evitar las arrugas.

El consumo de jugo de remolacha podría ayudar a reducir los altos niveles de presión arterial en cuestión de horas. Este beneficio podría deberse a sus nitratos de origen natural, que al llegar al organismo se convierten en  óxido nítrico.

A su vez, el óxido nítrico contribuye a la relajación y dilatación de los vasos sanguíneos, por lo que mejora la circulación y contribuye al control de la presión arterial.

Combatir la inflamación

La remolacha es una fuente importante de betaína, un nutriente capaz de proteger  las células, proteínas y enzimas del estrés ambiental.

Además, le da a este alimento un importante poder antiinflamatorio que puede proteger los órganos internos, así como mejorar los factores de riesgo vascular y prevenir diferentes enfermedades crónicas.

Esta hortaliza contiene unos pigmentos conocidos como betalin, que apoyan el proceso de desintoxicación Fase 2 del organismo, que es cuando las toxinas divididas se unen a otras moléculas para poder ser eliminadas.

También contiene importantes nutrientes y antioxidantes, capaces de combatir la acción de los radicales libres, y esenciales para depurar órganos vitales como el hígado, los pulmones y la sangre.

Las remolachas son fuente de minerales y fibra

El jugo de remolacha es una recarga para las defensas del organismo, gracias a su alto contenido de vitamina C, fibra y minerales:

  • Contiene potasio, esencial para la salud de los nervios, la función muscular y un corazón sano.
  • Es rico en manganeso, que es fundamental para los huesos, el hígado, los riñones y el páncreas.
  • Es fuente de folato de vitamina B, que ayuda a reducir el riesgo de defectos de nacimiento.

Tiene propiedades anticancerígenas

Varias investigaciones han encontrado resultados positivos en el consumo de la remolacha para la prevención del cáncer. De acuerdo con estos estudios, los responsables de este beneficio podrían ser los fitonutrientes, que son los que le dan el color rojo a las remolachas.

Los resultados de varios estudios llevados a cabo con animales arrojaron que el extracto de remolacha reduce las formaciones tumorales cuando se administra con agua potable. Así mismo, se han encontrado resultados positivos en el tratamiento contra el cáncer de páncreas, mama y próstata en los humanos.

Las hojas verdes de la remolacha suponen una parte muy importante y rica en nutrientes de esta hortaliza. Estas contienen proteínas, fósforo, zinc, fibra, vitamina B6, magnesio, potasio, cobre, y manganeso, además de vitamina A, vitamina C, calcio y hierro.

De hecho, las hojas de esta planta contienen más hierro que las espinacas, así como una fuente nutricional muy importante. Entre los beneficios de su consumo regular encontramos:

  • Podría prevenir la osteoporosis al aumentar la resistencia ósea.
  • Previene y combate la enfermedad de Alzheimer.
  • Estimula la producción de anticuerpos y glóbulos blancos, por tanto, fortalece el sistema inmunitario.

Estas hojas se pueden incluir en batidos, jugos o ensaladas. También se pueden utilizar en diversas preparaciones con verduras.

Kale 

 

Unknown-2.jpeg

Desde un punto de vista nutritivo el kale es una hortaliza de hoja verde que destaca por su elevado contenido en agua, por lo que es una opción natural excelente a la hora de depurar nuestro organismo y ayudarnos a eliminar toxinas acumuladas.

Como comentábamos al comienzo, el kale destaca por su contenido el calcio, un mineral que entre otros aspectos ayuda a prevenir fracturas, la pérdida de densidad ósea y la osteoporosis. De hecho, algunos estudios sugieren que se absorbe mucho mejor que el calcio que contiene la leche, gracias a la presencia de vitamina C que ayuda a que el calcio se fije mejor en los huesos.

También aporta vitaminas, entre las que destaca la presencia de vitamina A, fundamental mantener una buena visión. 

También contiene vitamina C, que ayuda a reforzar las defensas y activar el metabolismo y el sistema inmunológico. Y la vitamina K, que ayuda a mejorar la salud de los huesos y la coagulación de la sangre, además de relacionarse con cualidades para protegernos frente al cáncer.

Es sumamente rica en fibra, ayudando a mantener una digestión sana y saludable, y siendo muy útil a la hora de prevenir el estreñimiento

Bueno para el hígado y la sangre

Mientras que por su contenido en vitamina K el kale es ideal para mantener una adecuada coagulación de la sangre, es ideal para el hígado gracias a que ayuda a limpiarlo de manera totalmente natural, debido especialmente a sus cualidades desintoxicantes.

Bajos niveles de oxalatos

Si te preocupa el consumo de verduras de hojas verde en exceso por su contenido en oxalatos, en el caso del kale debes estar tranquilo/a, ya que contiene una menor cantidad de esta sustancia tóxica.

Espinaca

Los diversos beneficios de las espinacas para la salud son debido a la presencia de minerales, vitaminas, pigmentos y fitonutrientes , incluyendo potasio, manganeso, zinc, magnesio, hierro y calcio que esta contiene.

Evita la úlcera gástrica

Se ha encontrado que la espinaca y otros vegetales tienen la capacidad de proteger la membrana mucosa del estómago, disminuyendo de ese modo la aparición de úlceras gástricas. Además, los glycocyclerolipids que se han encontrado en los beneficios de las espinacas pueden aumentar la resistencia del revestimiento del tracto digestivo, evitando de este modo cualquier inflamación no deseada en la parte del cuerpo que puede causar daño.

Protege tu cerebro

Varios componentes de la espinaca como el potasio, folato y varios antioxidantes proporcionan beneficios de las espinacas neurológicos a las personas que la consumen regularmente. Según la Neurología, el folato reduce la aparición de la enfermedad de Alzheimer, por lo que la espinaca es una muy buena opción para las personas que están en alto riesgo de deterioro neuronal o cognitivo. El potasio es una parte integral de la salud del cerebro y se ha relacionado con el aumento del flujo de sangre al cerebro, la cognición aumentada, la concentración y la actividad neuronal.

Reduce enfermedades oculares

La espinaca es una fuente rica de beta caroteno, luteína y xanteno, por lo tanto es muy beneficiosa para la vista. Cuando comes espinaca cocida su beta caroteno va directo a los ojos; lo puede ayudar a las personas que sufren de deficiencia de vitamina A, así como picor en los ojos, úlceras en los ojos y los ojos secos. La espinaca también buena para la visión, debido a algunas de las propiedades anti-inflamatorias que esta contiene y que pueden reducir la hinchazón o irritación en los ojos.

Regula la presión arterial

La espinaca tiene un alto contenido de potasio y un bajo contenido de sodio. Esta composición de minerales es un beneficio para los pacientes con presión arterial alta ya que el potasio desciende la presión arterial mientras que el sodio la aumenta.

El ácido fólico presente en los beneficios de las espinacas también contribuye en la reducción de la hipertensión y relaja los vasos sanguíneos, mientras se mantiene el flujo sanguíneo adecuado..

Combate algunos cánceres

La espinaca se compone de varios elementos importantes que se han encontrado prometedores en el tratamiento y la prevención de varios tipos de cáncer. Estos incluyen los cánceres de vejiga, próstata, hígado y pulmón. Los diferentes componentes de las espinacas como el folato, tocoferol, y la clorofilina, actúan través de diferentes mecanismos para tratar y proteger a los pacientes que sufren de cáncer.

Disminuye la inflamación

Hay muchos compuestos anti-inflamatorios que se encuentran en los beneficios de las espinacas, más de una docena, de hecho. Por eso, la espinaca es uno de los vegetales más potentes cuando se trata de reducir la inflamación en todo el cuerpo. Esto no sólo significa que puede proteger el corazón de una inflamación peligrosa o prevenir el cáncer, sino también puede ayudar en la reducción de la inflamación y el dolor asociado a las condiciones como la artritis y la gota, que afectan a millones de personas en todo el mundo.

Fortifica tus huesos

La espinaca es una buena fuente de Vitamina K, la cual, funciona en la retención de calcio en la matriz ósea, lo que conduce a la mineralización ósea. Aparte de esto, otros minerales como, cobre, magnesio, zinc y fósforo también ayudan en la construcción de huesos fuertes. Esto a su vez puede impedir que una persona desarrolle osteoporosis. Estos minerales son también esenciales para mantener los dientes y las uñas saludables.

Previene la aterosclerosis y accidentes cerebrovasculares

La aterosclerosis es causada por el endurecimiento de las arterias. Se ha demostrado que un pigmento llamado luteína que se encuentra en las espinacas ayuda a  reducir la aparición de la aterosclerosis, ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares. Esto se debe a que las proteínas de espinaca tienden a reducir el colesterol y otros depósitos de grasa en los vasos sanguíneos.

Mejora la actividad metabólica

Hay una razón por la cual los médicos recomiendan la adición de espinacas de una manera significativa a tu dieta. La cantidad de proteína que se encuentra en las espinacas es fácilmente descompuesta por las enzimas en aminoácidos que son esenciales para el ser humano.

Combate la degeneración macular y las cataratas

La retinosis pigmentaria (RP) es responsable de causar la ceguera. Esto es debido a la degeneración de la luteína y xanteno que forman una parte central de la retina. Según una investigación realizada por el Oak Ridge National Laboratory, el consumo de espinacas puede dar lugar a la recuperación de dos pigmentos vitales y efectivamente prevenir la (RP).

La espinaca también contiene una gran cantidad de antioxidantes que reducen los efectos nocivos de los radicales libres, los cuales son conocidos por afectar negativamente la visión y causar condiciones en la visión relacionadas con la edad como el glaucoma y la degeneración macular también.

La luteína y la zeaxantina presente en los beneficios de las espinacas actúan como antioxidantes fuertes, evitando así que los ojos de los duros efectos de los rayos UV pueden llegar a conducir a tener cataratas. También reducen el impacto de los radicales libres, que pueden ser una causa importante de las cataratas y otras enfermedades oculares.

Fortalece tus músculos

Un componente de la espinaca, llamado factor de C0-Q10, que es un antioxidante, juega un papel importante en el fortalecimiento de los músculos, especialmente los músculos del corazón que bombean de forma continua la sangre a todas las partes del cuerpo. De acuerdo con el Journal of Cardiovascular Nursing, el C0-Q10 se puede utilizar para prevenir y tratar muchas enfermedades cardiovasculares como la hiperlipidemia, la insuficiencia cardíaca, la hipertensión y la enfermedad cardíaca coronaria.

Cuida tu piel

Se ha demostrado que los diferentes fitonutrientes y pigmentos que contienen los beneficios de las espinacas protegen la piel de los rayos dañinos del sol, incluyendo los rayos UV. Estos no sólo protegen, sino también ayudan a la reparación de los genes dañados hasta cierto punto, lo que impide el cáncer de piel a largo plazo.

Pepino

Propiedades del pepino para nuestra salud

Es importante que consumamos el pepino con cáscara. Es rico en fibra, por lo que nos ayudará a aliviar problemas digestivos, como la acidez o la pesadez estomacal.

Se trata de un alimento con bajo aporte calórico y pocos hidratos de carbono. Aporta una buena dosis de fibra, así como también vitaminas A, B, C y E.

Es una fuente de agua por excelencia y una unidad de 100 gramos solo tiene 13 calorías, el 97% es líquido. En lo que se refiere a los minerales, el pepino es una hortaliza muy rica en potasio, hierro, calcio, fósforo y magnesio.

El gran valor nutricional del pepino lo transforma en un “súperalimento”, beneficioso para la salud en general. 

Propiedades del pepino para la piel

La cáscara de pepino se utiliza en tratamientos estéticos, porque es en esa parte del vegetal donde más se concentran los ácidos cafeico y ascórbico y la vitamina C. Ayudan a mantener sana la piel, alivia la irritación y reduce la inflamación. Ayuda a combatir enfermedades tales como el eczema y la psoriasis..

Propiedades del pepino para los tejidos

Uno de los componentes del pepino es sílice, que tiene muchos beneficios para la salud. El sílice es un mineral con la capacidad de fortalecer los tejidos conectivos del cuerpo, es decir, los músculos, los ligamentos, los tendones, los cartílagos y hasta los huesos.

Ayuda a mantener una piel sana, por esa razón es está presente en muchas cremas para tratar el acné y enfermedades cutáneas.

Propiedades del pepino para el sistema cardiovascular

Contiene buenas cantidades de magnesio, fibra y potasio. Por ello, el pepino es un buen remedio para reducir la presión arterial.

Propiedades del pepino para la digestión

Si tienes problemas digestivos como acidez frecuente o pesadez estomacal, no dudes en consumir pepino, porque te aportará fibra, agua, potasio y magnesio, presentes sobre todo en su cáscara.

Otras ventajas del consumo de pepino

  • Es un excelente diurético por su casi totalidad de agua, siendo aconsejable para eliminar el exceso de líquidos del cuerpo, así como también las grasas del organismo.
  • Ayuda a nivelar el ácido úrico, recomendado para las personas que padecen de hipertensión o de retención de líquidos (que se manifiesta sobre todo en los tobillos)
  • Contiene gran cantidad de celulosa, por lo que es preciso masticarlo correctamente para evitar indigestión.
  • Es un buen reparador de la mucosa presente en el intestino y es también muy bueno para proteger el estómago.
  • Aporta poca energía en forma de calorías, ayudando a mantener la vitalidad y a su vez baja cantidad de grasa, toda de calidad.
  • Ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo
  • Mantiene nuestras defensas en buen estado, por su contenido de vitaminas del complejo B (específicamente B3, B5 y B9), hidratos de carbono, grasas y proteínas “buenas”.
  • Protege de resfriados por su contenido en vitamina C, así como ayuda a cicatrizar heridas.
  • Retrasa el envejecimiento de la piel y de las células, por sus vitaminas A, C y E.
  • Es un potente protector de los tóxicos presentes en la comida y en el medio ambiente.

Cebolla Morada

 

 

Regula el azúcar en la sangre

Las cebollas moradas son buenas para las personas que tienen diabetes. El compuesto de azufre llamado alil propilo disulfuro en las cebolla ayuda a aumentar la producción de insulina y los niveles de glucosa en sangre en ambos tipo 1 y tipo 2 de los diabéticos. Además, el jugo de cebolla morada contiene trazas de cromo que ayuda a mejorar el nivel de tolerancia a la glucosa del cuerpo.

Previene el cáncer

Las cebollas se encontró que tienen efectos beneficiosos y de prevención en diversos tipos de cáncer, como el de pulmón, ovario, estómago, vejiga, mama, colorrectal, próstata, oral, el hígado y el cáncer de cerebro. La fenólica y el contenido de flavonoides de la cebolla con actividades antioxidantes ayudan a combatir las células cancerosas.

Reduce el riesgo de enfermedades del corazón

La ingesta de cebolla regular puede reducir el riesgo de enfermedades como el endurecimiento arterial, presión arterial alta, ataques al corazón y derrames cerebrales. La quercetina que se encuentra en la cebolla tiene propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias que son buenos para la salud del corazón.

Construye fuerte inmunidad

Debido a su contenido en polifenoles, las cebollas pueden ayudar a aumentar tu inmunidad al proteger tu cuerpo contra los radicales libres. Además, las cebollas contienen selenio que ayuda a mejorar la inmunidad mediante el inicio de la respuesta inmune y también la prevención de la respuesta inmune excesiva. Por otra parte, las cebollas que consumes pueden ayudar a reducir las reacciones alérgicas en tu cuerpo al detener la producción de histamina. sus propiedades antimicrobianas también ayudan a prevenir las infecciones.

La función inmune disminuida durante radioterapia para el cáncer es común, pero con la ingesta de alimentos ricos en quercetina, te puede dar un impulso a tu inmunidad

Aumenta la densidad ósea

Las cebollas ayudan a retardar la progresión de la pérdida de hueso, por lo que una solución natural muy eficaz para el envejecimiento de las mujeres que están en mayor riesgo de desarrollar osteoporosis. El péptido llamado GPCS en las cebollas tiene el potencial de ayudar a los huesos. Además, el alto contenido de azufre proporciona beneficios directos para el tejido conectivo.

Se usa para tratar el asma

Las cebollas también pueden mejorar los síntomas de asma y otros problemas respiratorios. Además, su contenido de azufre funciona como un agente antiinflamatorio eficaz. Esto ayuda a proporcionar alivio de los síntomas del asma.

Apoya la salud oral

Aunque las cebollas moradas pueden causar temporalmente un aliento fuerte, sin duda pueden mejorar tu salud oral. Las cebollas crudas tienen poderosas propiedades antibacterianas que pueden ayudar a reducir el nivel de bacterias nocivas en la boca que pueden causar caries y enfermedades de las encías.

9. Hace que la piel sana

El Jugo de cebolla morada puede ayudar a que tu piel sana y brillante. Puede reducir las manchas oscuras y la pigmentación de la piel, así como tratar el acné. Al ser rica en quercetina, uno de los antioxidantes más potentes, las cebollas pueden mantener tu piel libre de arrugas. Por otra parte, las vitaminas y azufre en ellos protegen la piel de los dañinos radicales libres, mientras que la mantiene flexible y suave.

Tomates 

Su color rojo intenso, es debido a su contenido en licopeno, una sustancia antioxidante que no se convierte en vitamina A, y que ejerce un efecto protector frente a un gran número de problemas cardiacos.

Cuenta con gran cantidad de vitaminas (B, C y A), importante es a su vez su contenido en minerales, del que destaca el potasio, aunque también posee fósforo, magnesio y calcio, entre muchos otros.

Es muy bueno para ayudar en la digestión, al contener sales orgánicas ácidas, concretamente malatos y citratos. Precisamente por esta cuestión, sin embargo, no es recomendable en personas que tengan cálculos renales.

Generalmente, lo más recomendable para aprovechar todos los nutrientes de la mayoría de frutas y verduras es consumirlas crudas. Sin embargo, el tomate es una excepción a esta regla. Si bien el tomate crudo conserva la totalidad de su contenido en vitamina C (hecho que no ocurre cuando está cocido), su contenido de licopeno es mayor y más disponible en el tomate cocido que en el crudo.

El licopeno es el pigmento vegetal, del grupo de los carotenoides, responsable de darle el color rojo a los tomates. Su principal función en el organismo es proteger a las células frente al daño oxidativo de los radicales libres. Es decir, el licopeno es un potente antioxidante que ayuda a prevenir el envejecimiento, así como la aparición de diversas enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, como el de próstata,  pulmón y estómago. Además, este antioxidante reduce el riesgo de enfermedad degenerativa macular, disminuye la inflamación, reduce los niveles de LDL (colesterol “malo”) en la sangre, protege las enzimas y el ADN, y fortalece el sistema inmune.

Lo curioso es que la bio disponibilidad del licopeno aumenta cuando el tomate se cocina. Esto ocurre, ya que al someter al tomate a altas temperaturas, las paredes celulares se rompen y permiten que el licopeno se libere,  y de esta manera esté más disponible y se pueda absorber mejor por el organismo. Es así que se incrementan las propiedades antioxidantes y anti cancerígenas del tomate.

Ajo

El ajo contiene un compuesto llamado alicina, el cual tiene potentes propiedades medicinales

La alicina entra en el cuerpo a través del aparato digestivo y viaja por todo el cuerpo, donde emplea sus potentes efectos biológicos.

Una porción de ajo de una onza (28 gramos) contiene:

Manganeso: 23 % de la CDR.

Vitamina B6: 17% de la CDR.

Vitamina C: 15% de la CDR.

Selenio: 6% de la CDR.

Fibra: 1 gramo.

El ajo contiene antioxidantes que pueden ayudar a prevenir el Alzheimer y la demencia

La oxidación causada por los radicales libres contribuye al proceso de envejecimiento. El ajo contiene antioxidantes que sostienen los mecanismos de protección del cuerpo contra la oxidación.

Se ha demostrado que las dosis elevadas de suplementos de ajo aumentan las enzimas antioxidantes del ser humano , además de reducir considerablemente el estrés oxidativo en personas con hipertensión.

Los efectos combinados de reducción de colesterol y presión sanguínea, así como las propiedades antioxidantes, pueden ayudar a prevenir enfermedades cerebrales comunes como el Alzheimer y la demencia.

El ajo mejora los niveles de colesterol, lo que puede disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas

El ajo no disminuye los niveles de triglicéridos, otro factor de riesgo conocido para las enfermedades cardíacas.

Los compuestos activos del ajo pueden reducir la presión sanguínea

Diversos estudios en seres humanos han demostrado que los suplementos de ajo tienen un impacto significativo cuando se trata de reducir la presión sanguínea en personas con hipertensión .

El ajo puede combatir enfermedades, incluido el resfriado común

Si eres una persona propensa a los resfriados, añadir ajo a tu dieta puede ser increíblemente útil.

Comer ajo puede ayudar a desintoxicar el cuerpo de metales pesados

En dosis elevadas, se ha demostrado que los compuestos de azufre contenidos en el ajo protegen contra el daño en los órganos derivados de la toxicidad de los metales pesados.

El ajo puede mejorar la salud ósea

Se ha demostrado que alimentos como el ajo y las cebollas poseen efectos beneficiosos en la osteoartritis.
Los suplementos de ajo pueden mejorar el rendimiento atlético

El ajo fue una de las primeras sustancias utilizadas para mejorar el rendimiento.

Tradicionalmente, se usaba en las civilizaciones antiguas para reducir la fatiga y mejorar la capacidad laboral de los trabajadores.